Alquiler motocicletas Atocha

by Transposh - Traduce tu blog a más de 60 idiomas

Reserva online!





Al presionar el botón , aceptas los términos y condiciones de la empresa.

FacebookTwitterEmailPrintCompartir

Alquiler motocicletas Atocha

Puedes alquilar tu moto nada más llegar a la estación de Atocha, coge la salida que da a la calle Mendez Alvaro y a 100 m nos encuentras, en la calle General Lacy, 8. En Aquimoto te ofrecemos los mejores precios de Madrid y te atendemos TODOS LOS DIAS de las semana.

Si deseas realizar un recorrido turístico por Atocha y conocer los lugares más representativos de la zona, no te lo pienses más, nosotros somos tu mejor opción para contratar los servicios de alquiler de motos que tenemos para tí.

Muévete de la forma más rápida y económica con nuestras motocicletas, recorre Madrid o a lugares cercanos. Te ofrecemos un SCOOTER desde 14,5 € (IVA incluido).

Si quieres saber más sobre como alquilar una MOTO, solo debes llamarnos al 912 191 255 o ponerte en contacto por medio del correo electrónico: info@aquimoto.es

 

La Estación de Atocha

La estación de Atocha es un complejo ferroviario situado en las cercanías de la plaza del Emperador Carlos V en Madrid, España. Hace las funciones de nodo ferroviario, y esto la convierte en una de las estaciones más utilizadas del país en la primera década del siglo XXI con cerca de 90 millones de pasajeros, correspondiendo unos 60 millones al servicio de Cercanías, 10 millones al servicio de metro y 18 millones al resto de los servicios ferroviarios .1 El complejo ferroviario es un conjunto de estaciones y de edificios ubicados en la zona. La estación surge como un simple embarcadero (inaugurado en 1851) que se amplía hasta convertirse en la estación del Mediodía (inaugurada en 1892), propiedad inicialmente de la compañía de los Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y Alicante (abreviada como MZA).2 El constante crecimiento de pasajeros de larga, media y corta distancia hace que se vaya transformando progresivamente el complejo nudo ferroviario de tres estaciones que se conoce a comienzos del siglo XXI.

A lo largo del siglo XX la demanda de viajeros motivó que fuera incorporando edificios e instalaciones ferroviarias adyacentes que prolongaban su estructura varios kilómetros hacia el sur. A mediados del siglo fue nacionalizada, pasando a cargo de RENFE. El 1 de enero de 2005 RENFE se escindió en varias compañías, y Adif pasó a ser la propietaria encargada de la gestión de las estaciones.

Con el objeto de adaptarse a las nuevas velocidades y caudales de tráfico, se realizó una profunda transformación, y desde el año 1992 la estación se escinde en dos estaciones ferroviarias diferenciadas:
La estación de Puerta de Atocha, en fondo de saco, que acoge a los trenes de alta velocidad y la mayoría de larga distancia.

La estación de Atocha-Cercanías, que es pasante gracias a los túneles de la Castellana (denominados popularmente como túneles de la Risa), y acoge los trenes de Cercanías, Media Distancia y los de larga distancia pasantes. La conexión con el metro y la red de autobuses convierte a la estación además en un intercambiador.
La antigua Estación de Atocha (apeadero) se rehabilitó en el vestíbulo-jardín con funcionalidad de invernadero tropical que da acceso al resto de las dos estaciones que componen el complejo ferroviario.
Inicialmente para el Ministerio de Fomento español de mediados del siglo XIX fue denominada oficialmente como la Estación Central de Madrid,3 y por tanto todas las líneas que llegasen a la capital deberían acceder e ella. Esta situación fue cambiando debido a la existencia de otras compañías ferroviarias privadas con intereses de crear estaciones terminales en Madrid. Pronto se incorporaron otras importantes estaciones en la periferia de la ciudad a finales del siglo XIX, que le quitarían la exclusividad a Atocha como estación central. Al inaugurarse ampliada en el año 1892 como estación del Mediodía, entraba en competencia con la Estación del Norte en propiedad de la Compañía de los Caminos de Hierro del Norte. La comunicación con la nueva estación de Chamartín mediante un túnel que corre paralelo al Paseo de la Castellana en los años sesenta contribuyó a que aumentara su tráfico y facilitó la comunicación ferroviaria en el eje norte-sur de la ciudad.4 Esta situación ventajosa para ambas estaciones (Atocha-Chamartín) provocó que otras estaciones de Madrid fueran perdiendo protagonismo hasta desaparecer.

La evolución de esta estación, y posteriormente del complejo ferroviario que le rodea, ha remodelado urbanísticamente la zona, haciendo de barrera que se ha ido consolidando con el tiempo al separar definitivamente los barrios de Retiro y Pacífico. Su existencia modificó los planes de ensanche de Madrid durante comienzos de siglo XX, convirtiéndose en una zona de transición entre el Casco Antiguo de la ciudad y el Ensanche.5 Conectada con la red industrial del sur, pronto destacó más como estación de pasajeros que de mercancías. El impacto social de la estación ha ido creciendo a medida que el volumen diario de pasajeros ha seguido aumentando. La estación tuvo un protagonismo especial al ser un objetivo terrorista en los atentados del 11-M.6

Buscador

En Aquimoto te invitamos a buscar la información que necesitas para alquilar una moto o una bici en Madrid

Info y Reservas

Aquimoto en FacebookAquimoto en TwitterEnvianos un e-mail
Top